La leche materna no siempre es igual

0 Comments /

En otros artículos hemos comentado , como la lactancia en el mundo en la actualidad, los beneficios para el bebe y para la madre (si no los han leído búsquenlos , se los recomiendo).


En esta ocasión veremos , como la leche materna se puede cambiar, y lograr diferentes transformaciones. Cambia sus proporciones de contenido acorde a las necesidades del de bebé.
Pero antes de meternos en las clases  tipos de leche, veamos en términos generales que contiene.

Vitaminas: Como la A,B, C para que crezca saludable y esté bien protegido
Fósforo y Calcio, para que tenga huesos sanos y fuertes

Hierro: Para mantener la energía, aunque en  menor proporción pero se absorbe casi en su totalidad
(puede ser que en ocasiones se necesiten o te prescriban complementos de hierro después del 6 mes)

Proteínas: Para protegerlo contra las enfermedades y para que crezca grande e inteligente

Grasas. Las grasas de la leche materna los protegerán, cuando sean mayores,  de padecer enfermedades del corazón y de la circulación.


Las grasas de la leche materna también favorecen la inteligencia de los niños y niñas

Azúcares, para que tenga energía y para alimentar al cerebro.

Inmunoglobulinas. Que sirven como defensas en el cuerpo del niño,
de hecho, estas defensas  transmitidas de la madre al bebé, son las que lo protegen de las enfermedades al menos los primeros 6 meses, (chequen como casi no se enferma y si se enferma no tiene la necesidad de algún internamiento),
de ahí que es importante para generar anticuerpos y que  haga lo necesario para que esté en un estado óptimo de salud,  durante el embarazo y pos supuesto en su lactancia.

Es importante recalcar que la leche humana tiene características únicas que la diferencian de otras leches de mamíferos, que la hace única como alimento del ser humano.

 

Como veíamos la leche materna es un fluido vivo y cambiante que se adapta a los requerimientos nutricionales e inmunológicos del niño.


Se pueden diferenciar en 3 tipos principales de leche:

CALOSTRO
Es la primera leche.
Se produce durante los primeros 3-4 días después del parto,
Es amarillenta y espesa,
Literalmente pueden llegar a salir gotas al principio y eso es normal,
Por cada toma  aproximadamente salen entre 2 y 20 ml (menos de una onza)
Tiene menos lactosa, grasas y algunas  vitaminas que la leche madura,
pero más proteínas (para el crecimiento y desarrollo) y minerales


Tiene inmunoglobulinas, linfocitos y macrofagos, que son cosas que le dan la protección contra enfermedades al  recién nacido.

Todas estas cualidades la hacen perfecta para el recién nacido, favoreciendo la maduración intestinal, dándole factores de crecimiento y sobre todo inmunidad.

Aún si estas  dando pecho a un hijo mayor durante el embarazo, también pasarás por una etapa calostral después del nuevo nacimiento.

Aquí pueden llegar a tener dudas de si serán capaces de producir suficiente leche

(lo hemos visto frecuentemente), créanme, si son perseverantes y
le dan la oportunidad a su propio cuerpo y confían en ustedes mismas pasarán a la siguiente etapa.

LECHE DE TRANSICIÓN
Este tipo de leche le sigue al calostro
Entre el 4 y 6 día después del nacimiento hay  aumento brusco en la producción de leche , lo que conocen como “la bajada de leche”
La producción sigue aumentando en los días posteriores, produciendo 600 a 700 ml al mes aproximadamente
Va cambiando día a día hasta llegar a la última etapa de la leche.
Aquí la mujer ya se va sintiendo más segura de su propia lactancia.

LECHE MADURA
La leche materna madura tiene una muchísimos elementos, Entre proteínas, minerales, grasas, vitaminas, hierro, inmunoglobulinas, agua, aminoacidos, y un largo etc
Estos elementos van cambiando de proporción acorde a las necesidades del bebé.
La variación de sus componentes se observa no sólo entre mujeres, sino también en la misma madre, en el día o en la noche, entre ambas mamas, entre lactadas, durante una misma toma y en las distintas etapas de la lactancia.
El volumen promedio de leche madura es de 700 a 900 ml/día durante los 6 primeros meses postparto.
Y 500 ml/día en el segundo semestre.

Como podemos ver, prácticamente es un alimento mágico que va cambiando y transformándose acorde a las necesidades del bebe, dándole lo que necesita cuando lo necesita y como lo necesita.

Espero que te haya gustado y sobre todo servido de información, compártelo con alguien que creas tu que esta información le pueda ser de utilidad
y nos leemos en la próxima.

Drs. Diana Hinojosa y Oscar Luna
Médicos Familiares y asesores de lactancia
  • Manual de Lactancia Materna, Ministerio de Salud, Subsecretaría de Salud Pública

    Leave a comment

    All blog comments are checked prior to publishing
    Te has suscrito correctamente.